Planeando el viaje a Corea del Sur

Relatos de una viajera…

Después de mis vacaciones a Europa mi ganas de viajar crecieron, de hecho antes de irme a ese primer viaje ya tenía en la mira el siguiente y regresé con más motivación. El próximo destino para viajar quería que fuera Corea de Sur.

Gwanghwamun, puerta principal del palacio Gyeongbokgung en Seoul.

Como ya había contado anteriormente, había visto a medias un k-drama que se llama “내 이름은 김삼순” (Mi nombre es Kim Sam Soon), que lo transmitían en un canal de televisión abierta en México; años después en ese mismo canal transmitieron “꽃보다 남자”, mejor conocido como Boys Over Flowers, definitivamente me gustó y lo recomendé a varias de mis amigas porque ya era fácil encontrarlos en Internet, por lo que me culparon por volverlas fanáticas jajaja, sin embargo, a pesar de eso aun no tenía un gran motivo para viajar tan lejos, tal es así, que mi primer viaje al extranjero fue a Europa, pero en ese lapso de tiempo descubrí por casualidad “런닝맨”, Running Man, un programa de entretenimiento que se transmite hasta el día de hoy en Corea del Sur y que ¡me encanto!, se me hizo súper divertido y la manera en que muestran su país, su cultura, sus costumbres, etcétera, se me hizo tan original que me hice súper fan e incluso busqué la manera de ver desde el capítulo 1, razón por la cual se despertó mi curiosidad por ver esos bonitos lugares personalmente.

Ya estando de regreso de Europa, empecé a buscar paquetes para el siguiente destino, ya había aprendido a organizarme mejor si quería seguir viajando; a mi amiga de viajes ya le había contagiado mi gusto por ese país y también se puso a buscar,  pero esta vez no encontramos algún paquete que nos convenciera. Había muchas opciones para Japón o China, pero justo para Corea del Sur, no tantas y los que habían superaban nuestro presupuesto para ir en poco tiempo, llegamos a pensar que sería complicado ir a corto plazo…

Sin embargo, mis ganas de ir eran más grandes que me puse a ver miles de páginas en Internet, vídeos de influencers que viajan o que viven en ese país; empecé a involucrarme más y más, como suelo ser cuando me pongo un objetivo, y me di cuenta que había opciones para viajar más barato, pero lo que faltaría seria tener un guía o un tour que nos llevara a los lugares que quería conocer, pues por Running Man ya tenia una lista extensa y que muy difícilmente coincidían con el itinerario de un tour a un costo medio… pasé muchas noches pensando, hasta que me dije: – ¿y porque no lo organizo yo? ¿Qué tan difícil puede ser?- me preocupaba un poco el idioma, pues ni siquiera compartimos el mismo alfabeto, pero pensé: -¿y si estudio lo básico de coreano? Por lo menos para saber leer los mapas, direcciones y preguntar cosas indispensables – no sé si me fui al extremo, pero también se me hacia interesante aprenderlo y más si era para un fin específico; así que adivinen qué… Al día siguiente me puse a buscar escuelas.

Estatua del rey Sejong en la plaza Gwanghwamun.

Encontré una escuela en La Ciudad de México (CDMX) qué se llama Academia de Cultura Asiática Ninshi, donde no sólo enseñan coreano, también hay profesores de chino mandarín y japonés, pedí informes por correo y mientras esperaba respuesta, le dije a mi amiga que al no haber tours qué se adecuaran al viaje qué quería, estaba pensando planearlo todo por mi cuenta, que me comprometía a organizar todo por si se animaba a ir. Para mi era más fácil lanzarme a la aventura sola, pero sabía que ella también quería conocer Corea, hasta le propuse estudiar coreano, obviamente a ese extremo solo llegué yo jajajaja, finalmente quiso unirse al plan y poco después también se nos unió una amiga de ella, que ahora es amiga mía también.

Me inscribí a Ninshi en las clases sabatinas de coreano. Al principio me sentía un poco rara porque muchos de mis compañeros eran estudiantes de secundaria y preparatoria, sin embargo el ambiente es tan cordial y armonioso que en poco tiempo eso se me olvidó. Los profesores son muy buenos y amables, al ser nativos del idioma qué enseñan, ayuda a que aprendas mucho mejor y entiendas su cultura, pues además la escuela cuenta con talleres abiertos para todos los alumnos. Hasta el día de hoy, en mi grupo tengo muy buenas amigas y gracias a ellas también conocí y aprendí mucho de k-dramas y kpop. Empecé a estudiar ahí por el viaje, pero tanto me ha gustado que continuo estudiando el idioma.

Mi bonito grupo de coreano y probando comida coreana.

Al mismo tiempo que estudiaba también empecé el proceso de investigar todo lo necesario: tradiciones, costumbres, lugares, ubicaciones, rutas, horarios, distancias, costos de transporte, comida, mejor temporada para viajar, etcétera; mi amiga fue la encargada de buscar el hotel donde nos hospedaríamos, yo me puedo quedar en casi cualquier lugar, pero obviamente no iba a ir sola, así que de todas las opciones que encontró adecuadas a sus standares, ya sólo elegimos el qué nos convenía por ubicación.

Del día que dije que planearía el viaje, al día que nos fuimos las 3 amigas viajeras, pasaron casi 10 meses, los cuales me sirvieron para organizar un itinerario y así inició la nueva aventura en Corea del Sur.

Prometo preparar un artículo con lo que debes saber y preparar si quieres viajar a este hermoso país, mientras te contaré los Relatos de una viajera de esa aventura.

Continuará…

One thought on “Viajando a Corea del Sur (Intro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Paseo nocturno por Changdeokgung

jue Abr 29 , 2021
Llegamos a Corea y dimos un paseo nocturno por Changdeokgung Relatos de una viajera… El itinerario estaba listo, después de mucho investigar y preparar lo […]
Scroll Up