Una mañana en Nuremberg, Alemania

Relatos de una viajera …

Nuevo día, nueva ciudad, ahora era momento de dirigirnos a la segunda ciudad mas grande de Baviera (estado Alemán). después de Munich. Desayunamos muy tempranos y salimos de Frankfurt, después de dos horas, por fin llegamos.

Núremberg es una ciudad muy bonita y tranquila, se notó desde que íbamos llegando, pero se me hizo admirable saber cómo, después de todo lo que tristemente padeció por la 2da guerra mundial, pudo ser reconstruida casi en su totalidad. De acuerdo con lo que nos platicaron, esta ciudad se levantó pieza por pieza como un rompecabezas, es increíble todo el trabajo y todo el amor que pusieron para que hoy pueda lucir así, en todo su esplendor, para los habitantes y los turistas. Puedes recorrer el casco histórico y literal ver las piedras y los ladrillos que pudieron rescatarse, muchas de ellos fueron numerados para que en el momento de su reconstrucción podrían conservar su estilo medieval original.

A todo el grupo nos llevaron a la plaza principal del centro de Núremberg, ahí se pone un mercado que se le conoce como “Hauptmark” y que se lleva celebrando desde la Edad Media, donde puedes ver productos agrícolas y puestos de comida y bebida. Un dato importante es que en época decembrina, en éste lugar se pone el mercado navideño más famoso y visitado de Alemania, que es todo un espectáculo para todos aquellos que son fan de la navidad; así que en cuanto se pueda habrá que regresar en esas fechas, pero muy bien abrigada.

Como dije, de entrada esta ciudad es asombrosa por su arquitectura y de igual manera la iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche), muy del estilo gótico; también fue reconstruida y es muy impresionante por fuera y por dentro, me di vuelo con las fotos como de costumbre.

Nos dieron un tiempo para recorrer las calles del casco histórico y sin querer, fuimos a dar con el Puente del Verdugo Henkersteg que cruza el río Pegnitz, dicen que este puente conecta con la torre donde vivía el verdugo en la época medieval y actualmente es un museo. Éste es un lugar padrísimo para tomar fotos, porque de un lado tienes este puente y del otro lado esta Schalayertum, que es parte de un fuerte que protegía la ciudad.

Puente de Verdugo.

Vista de Schalayertum

Después de un rato de caminar nos dio hambre, como casi se terminaba el tiempo que nos habían dado para turistear, regresamos a la plaza aprobar la cerveza y la salchicha de Nuremberg , llamada Bratwurst (salchicha de carne picada), pues como ya se habrán dado cuenta, cada ciudad de Alemania tiene la propia que los caracteriza.

Creo que no lo había comentado, pero hasta éste momento no había tenido problemas con la comunicación; en los Países Bajos como ya había dicho, hablan el neerlandés, pero hay palabras parecidas al inglés, además encontramos personas que hablan este idioma, así que todo estuvo súper bien; de igual manera en Sankt Goar y Frankfurt  donde obviamente se habla alemán, siempre encontré alguien que hablara inglés.

Pero bueno, sigamos… Nos dirigimos a los puestos de comida para probar una de las formas tradicionales en que comen las salchichas -nada de ver con las medias noches o algo así-  y ya sólo nos faltaba probar la cerveza para completar nuestra comida; ahí mismo había un camioncito que la vendía, en la pared estaba el menú con todas las existentes de esa marca, claras y obscuras, junto con el costo todo en doble idioma (alemán e inglés), así que hice fila para comprar, llegó mi turno, pero al momento de pedir me quedé con cara de: What?? ¡No entendía nada de lo que me decía la chica que atendía!… no era alemán, pero tampoco era el inglés que yo conocía, tampoco era inglés británico… a lo que le dije que por favor me hablara más despacio, pero como que se empezó a desesperar un poco y yo a frustrarme un.. ¡mucho! Para mí era como si me hablara justo en alemán, mi inglés no es perfecto, pero me defiendo, pero con ella simplemente no pude; yo le daba el monto exacto por las dos cervezas y le pedía del tipo que quería, pero ella me soltaba un rollo incomprensible para mí y si acaso le entendía palabras sueltas, deje que la persona de atrás pidiera y después de ver, analizar e intentar comprender, intuí que lo que me quería decir es que tenía que pagar un tipo de “depósito” extra porque era cerveza de barril y te la sirven en un tarro muy bonito, que si querías te lo podías llevar o si lo regresabas, también te regresaban ese dinero extra habías pagado; ya entendiendo la situación regresé a pedir otra vez jajaja.

Ahora que recuerdo todo esto me da risa, pero en su momento me desesperó no entender nada y la chica no tenía mucha paciencia para explicar y hablaba muy rápido, sin embargo, algo que me dejó esta experiencia, es que:

“Cuando encuentres a alguien que no habla tu mismo idioma y que necesite ayuda, hay que ser pacientes y ayudar, hay miles de maneras de comunicarte, la mayoría de la señas son universales jajaja es bastante frustrante nos saber que te dicen y no quiero pensar si hubiera sido en cualquier otra situación, la empatía como seres humanos es importe”.

Pero en fin, a pesar de eso pudimos disfrutar de nuestro almuerzo- comida antes de irnos, estaba muy bueno, como todo hasta el momento.

Por cierto, en las callecitas nos encontramos paisanos de León, Guanajuato, quienes nos saludaron con mucha emoción, siempre da gusto ver gente de tu país en otra parte del mundo.

Definitivamente Nuremberg es una ciudad súper bonita que no puedes dejar de visitar si algún día vas a Alemania, los paisajes son hermosos, llenos de historia; puedes tener la posibilidad de visitar muchos museos y el castillo de Kaiserburg , símbolo del Sacro Imperio Romano, probar la comida local, además de hacer compras. Además ahora ya sabes que si compras cerveza de barril en un camioncito y te la sirven en tarro, debes de pagar depósito… 😂😂

Así fue una mañana en Núremberg, pero el día aun no acababa pues íbamos rumbo a Munich, nuestra siguiente parada, así que nos volvimos a subir todos a nuestro transporte y continuamos con el itinerario. Por cierto, como en casi todas las carreteras, hay paradas de descanso para comer, cargar gasolina, ir al baño y hay tiendas como mini súper, ahí les va un tip:

“Si van al baño tienes que pagar y te dan uno boleto que consta que pagaste pero que ¡no debes tirar! puedes juntarlos y pagar con eso en los mini súper alguna cosa que compres, así que tienen un valor”

Ésto lo aprendimos de nuestros amigos del grupo que llevaban más tiempo viajando por Europa que nosotras. 😉

Pensé que iba a alcanzar a contar la aventura de Munich, porque como dije, éste día no había acabado… ¡se puso mejor! casi nos quedamos cenando únicamente pan, sino fuera por un nuevo amigo que yo juraba que era alemán… Ja!

Continua…

2 thoughts on “Una mañana en Núremberg

  1. Es emocionante conocer las ciudades tan solo verlas en esas fotos son grandiosas y las experiencias vividas son ilustrativas y nos forman para ser mejores personas,,,,,salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Tarde en Múnich, la capital de Baviera

dom Abr 4 , 2021
Una tarde por la ciudad de Múnich Relatos de una viajera … Después de pasar la mañana en Núremberg, nos tocaba la tarde en Múnich, […]
Scroll Up