Llegamos a Corea y dimos un paseo nocturno por Changdeokgung

Relatos de una viajera…

El itinerario estaba listo, después de mucho investigar y preparar lo necesario, llego el día de viajar a Corea del Sur.

 

Interior de palacio Changdeokgung

En ese entonces, no habían vuelos directos desde México, la mejor forma que encontramos para viajar fue haciendo escala en el Aeropuerto Internacional de Vancuber y de ahí al aeropuerto internacional de Incheon en Corea; iba ser un viaje largo y pesado, pero con toda la emoción que teníamos creo que ni lo sufrimos tanto.

Salimos a la 6 de la mañana de la Ciudad de México, así que prácticamente no dormí, pues había que estar 3 horas antes en el aeropuerto para documentar, pero era lo que más me convenía para intentar dormir en el avión.

Recuerdo que el primer vuelo se retrasó y llegamos a Canadá con el tiempo justo para hacer la escala, sin embargo, había mucha gente para pasar por migración. Mientras estábamos en la fila y faltando como 8 o 10 personas, una mujer del personal de aeropuerto empezó a gritar varias veces: -disculpen, señoritas-, pero como nosotras estábamos tan entradas en nuestra plática ni volteamos, luego volvió a gritar: Excuse me!! Y justo en ese momento volteamos las tres…jajaja osea en español no volteamos, pero en inglés inmediatamente lo hicimos. Resultó que nuestro siguiente vuelo nos estaba esperando sólo a nosotras, nos permitieron saltarnos la fila y pasamos revisión todas apresuradas por el personal, de ahí nos tocó correr hasta la puerta de salida qué prácticamente estaba del otro lado. Cuando nos subimos al avión, sentimos que todas las miradas estaban sobre nosotras, pues justo era la escena de tres extranjeras llegando tarde jajaja. Nuestra intención era pedirle a alguien que nos cambiara los asiento, porque no nos pudieron acomodar juntas, pero por llegar barriéndonos obviamente ya no se pudo, nos tocó viajar separadas y a mi me tocó el lugar más incómodo… en medio… por mi estatura es bastante incómodo.

En el aeropuerto de Incheon, hacen espectáculos y exposiciones para todos aquellos que lo visitan.

Después de como 16 hrs de horas de vuelo en total ¡por fin llegamos al Aeropuerto Incheon! Eran como las tres de la tarde, yo la verdad estaba súper emocionada y un poco nerviosa, porque esperaba haber investigado bien todo lo que teníamos que hacer una vez que llegáramos. Lo primero que hicimos, después de pasar migración y recoger maletas, fue cambiar dinero y comprar nuestras tarjetas de transporte que era lo más importante, luego las recargamos y abordamos el metro para irnos hacia Seoul, no tomamos taxi porque había que economizar; solo hicimos un transborde y llegamos para llegar hotel. Algo que tiene Corea del Sur es que el metro esta súper bien señalizado, muy difícilmente te pierdes, solo sufrimos en la últimas escaleras para salir de la estación “을지로 3가” Euljiro 3 ga, porque eran muchos escalones y nosotras llevábamos las maletas, en esa salida no había elevador… pobre de mis amigas, pero ¡se logró! salimos justo enfrente del hotel Travelodge Myeongdong Euljiro.

Una vez que hicimos check-in, nos instalamos en la habitación y llegamos casi a aventar las maletas, sólo descansamos aproximadamente una hora y media, en lo que nos bañamos y arreglábamos para después salir corriendo, pues nuestro itinerario empezaba desde ese día.

Pero antes de salir, tome esta foto por la ventana del hotel, no es la mejor foto, pero es muy especial para mi, hasta ese momento me di cuenta que realmente estaba en Corea, al ver la emblemática Namsan Tower me dio mucha emoción, pues durante el trayecto del aeropuerto al hotel estaba mas preocupada por no equivocarme de ruta y llegar bien para que mis amigas se sintieran seguras, que de disfrutar lo que estaba viviendo, pero viendo por la ventana me di cuenta que lo había logrado.

Torre Namsan

Esa tarde-noche, llegando a Corea teníamos un paseo nocturno, el “창덕궁 달빛 기행”, Tour a la Luz de la Luna en palacio Changdeokgung, que justo es un paseo nocturno por uno de los palacios más bonitos de Seoul. Nos costó hacer la reservación y comprar los boletos porque el cupo es limitado, además que son únicamente en determinadas fechas  y se agotan muy rápido; así que quería llegar con tiempo por si nos perdíamos, pero afortunadamente llegamos sin problema.

Guardia de la puerta del palacio Changdeokgung.

Nos organizaron por grupos de acuerdo al idioma para poder entender la explicación, no había en español así que nuestro grupo fue en inglés. Nos dieron unas linternas que simulaban las llamadas Cheongsachorong,  que es una linterna tradicional coreana qué usaban en la antigüedad y así comenzamos el paseo.

Toda la gente que participa en ese recorrido van vestidos de acuerdo a la época de la dinastía Joseon, incluida nuestra guía.

Es increíble la forma en que iluminan el palacio y todos los edificios qué lo conforman, se ve hermoso y luce mucho al ser un paseo nocturno.

 

De pronto escuchamos música tradicional coreana, yo pensé que era alguna pista, pero estaba equivocada, habían personas tocando  los instrumentos musicales, fue realmente hermoso.

También pudimos admirar el Jardín Huwoon “후원”, también conocido como El Jardín Secreto, es algo bellísimo difícil de describir.

Al final del recorrido nos dieron té, una frasada y un hotpad para calentarnos las manos pues nos presentaron un espectáculo de música y baile tradicional y al ser a la intemperie se sentía frió. También nos dieron un regalo para recordar esa noche qué consistía en dulces tradicionales y uno separadores de libros súper lindos, valió muchísimo la pena.

Creo que hasta ese momento empecé a sentir el cansancio, llevaba 24 horas sin dormir, ya tenía ojeras sobre ojeras, pero súper contenta. Cuando concluyó el espectáculo nos dirigieron a la salida, creo que las tres salimos muy satisfechas con todo lo vivido. Fue una experiencia realmente increíble este Tour a la Luz de la Luna, nos trasladaron a otra época desde el momento que nos recibieron en la entrada y durante todo el recorrido.

De ahí todavía fuimos a cenar pues nos moríamos de hambre, fue nuestro primer acercamiento a la comida coreana, a mi la verdad me gustó mucho, de lo que nos dimos cuenta es que la comida la sirven literalmente ¡hirviendo! Nos tardamos horas para comer, creo durante todo el tiempo que estuvimos ahí, entraron y salieron 10 personas y nosotras seguíamos ahí tratando enfriar nuestra comida jajajaja ¡qué pena! Los coreanos están acostumbrados a comer asi y muy rápido, no hacen sobremesa como comúnmente se hace en occidente.

Después de eso nos fuimos a dormir para recargar pilas para el siguiente día.

Continuará..

 

One thought on “Paseo nocturno por Changdeokgung

  1. Es en verdad hermoso todo lo bien conservado esos palacios y jardines que lo transportan a uno a esa época.
    Mi admiración al País de Korea de Sur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Así empezamos el recorrido por Seoul

mar May 4 , 2021
Una opción para comenzar la aventura por Seoul Relatos de una viajera… Después del paseo nocturno e ir cenar nos fuimos a dormir para recargar […]
Scroll Up