Reviviendo la experiencia de la N Seoul Tower

Relatos de una viajera…

Felices de estar nuevamente en Corea, empezamos el primer día oficial del itinerario. Bajamos las cuatro muy temprano a desayunar y después nos alistamos para iniciar nuestra aventura con toda la emoción del mundo.

Como ya había dicho, queríamos mostrarle a nuestra nueva compañera de viaje los lugares emblemáticos antes de visitar cosas nuevas para todas. Así que en tu primer viaje a Corea no puede faltar la visita obligada a la Torre Namsan. Esta vez no nos fuimos en metro, tomamos el bus para que mis otras amigas vieran otra manera de llegar y fuera una experiencia diferente.

Esta es una hermosa vista de una parte de la ciudad de Seoul mientras íbamos camino a la Torre N.

Cuando íbamos camino al teleférico para subir a Namsan, vimos a lo lejos a unas personas que sin duda les llamamos la atención porque nos voltearon a ver y eso no es raro por ser extranjeras. Una vez que compramos los boletos y nos formamos para subirnos al teleférico, nos volvimos a encontrar a esas personas que resultaron ser muy amables. Mientras nos tomabamos fotos, se nos acercaron y de la nada empezaron a hablarnos, preguntándonos de donde veníamos, se tomaron fotos con nosotras tambien, era una señora y dos chicos coreanos.

Nos fuimos todos juntos en el teleférico y hasta empezaron a ponerles florecitas a una de mis amigas, fue muy gracioso porque no entendíamos porque lo hicieron, pero ellos solo de decían: 와! 예쁘다!  Que se veía bonita 😍.

Una vez que llegamos a la cima de Namsan, ellos se fueron por su lado y nosotros por otro.

Empezó la sesión fotográfica antes de subir al mirador de la torre. Yo escogí un lugar para que nos tomáramos  fotos en grupo, luego me tomé unas sola.

Mientras estaba en mi sesión fotográfica, vi a lo lejos a uno de los chicos con los que veníamos en el teleférico que andaba dando vueltas por ahí, viendo hacia donde yo estaba y se ocurrió llamarlo para que se tomara una foto conmigo, pensé que no iba a querer, pero ¡todo lo contrario! dijo que si y corrió a sentarse a mi lado para las fotos, pero lo que hizo nunca lo imagine… jajajaja

Le agradecí el qué quisiera tomarse fotos conmigo y me despedí de mi nuevo amigo. Una vez que todas terminaron de tomar sus respectivas fotografías, subimos al mirador de la Namsan Tower. Da mucha emoción estar ahí de nuevo y creo que para Danny, nuestra nueva compañerita de viajes, también fue una gran experiencia.

Aquí formadas para subir al mirador de la Torre Namsan

Descansamos un rato admirando el increíble paisaje desde las alturas y compramos algunas bebidas, ¡por fin pude probar la leche de aguacate! Jajajaja habíamos escuchado de este tipo de leche, pero no la había podido encontrar, quizá se vea muy extraña pero esta súper buena, ¡me encantó!

La vista desde arriba de la Torre es hermosa.

 

Nueva bebida favorita, leche de aguacate con fresa.

Después de un rato, nos pusimos en camino al siguiente lugar del itinerario del día y les propuse bajar caminando de la torre, sin duda es menos pesada la bajada que la subida, así que sabia que sería mejor, menos cansado y así podríamos disfrutar la hermosa vista de la ciudad y las flores.

Llegamos abajo y tomamos el bus hacia a uno de las cinco palacios de Seoul. Ese primer autobús nos dejo en Seoul City Hall, asi que aprovechamos para tomarnos fotos en el emblemático letrero: I▪︎SEOUL▪︎U

Tomamos un segundo autobús para llegar finalmente a Changgyeonggung.

CONTINUARÁ…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Una tarde fría pero feliz en Changdeokgung

lun Ene 31 , 2022
Una tarde de primavera visitando Changdeokgung Relatos de una viajera… Después de tomarnos fotos en Seoul City Hall, llegamos a Changdeokgung y como siempre es […]
Scroll Up
error: Content is protected !!