Una caminata por una de las hermosas montañas de Seoul, Bugaksan”북악산”

Relatos de una viajera…

Desperté muy temprano para comenzar mi día, hoy quería ir a conocer Bugaksan. Después de desayunar muy bien, meter agua a mi mochila y ponerme zapatos apropiados para caminar, me puse en camino.

 

 

Como me encanta caminar, quería vivir la experiencia de hacer hiking en Corea porque había visto lugares muy bonitos y escogí Bugaksa para empezar, que es una montaña que esta espaldas de la casa Azul donde puedes ver parte de la muralla que rodea Seoul. Es un hiking super light, pero por algo se empieza.

Saliendo del hotel tenia que ir a una parada de autobus que está a un costado de Gyeongbokgung para tomar un bus que me llevara a Yoon Dong-Ju Literature Museum “윤동주문학관”, pues ahí está Changuimun “창의문”, uno de los accesos para el sendero de Bukgaksan que son como 4.7 km que puede no ser mucho, pero atraviesas la montaña entre subidas y bajadas. Había contado cuantas paradas eran para llegar, pero las cuentas no me salieron (seguramente el bus no paró en alguna) y si no fuera porque una señora se bajo y reconoci el lugar por las fotos que vi en Internet me hubiera pasado jajajaja, pero alcance a bajarme a tiempo antes de que se arrancará el autobús.

Este lugar está lleno de historia, la muralla fue construida durante la Dinastía Joseon para resguardar la seguridad de la ciudad y un tramo de ella esta a lo largo de la montaña. La han conservado desde entonces, pero durante 40 años permaneció cerrada al público por un incidente ocurrido en 1968, donde antentaron en contra de la seguridad de la Casa Azul; afortunadamente en 2007 se re abrió el acceso, pero esta controlado y custodiado por militares.

 

 

El acceso a éste lugar es gratuito, pero como extranjero debes mostrar tu pasaporte en la oficina que se encuentra ahí, llenar un formulario y te dan un gafete qué tienes que portar durante todo tu recorrido y regresarlo al final. Una vez que hice todo eso, de identificarme, registrarme, etcétera , comencé el ascenso.

Yo creía no tener tan mala condición, pues voy al gimnasio, suelo caminar mucho y practico cardio, pero estando ahí… ¡¡¡wow!!! Me quedé pensando ¿qué hubiera pasado si no practicara deporte…? hubieran tenido qué sacarme rodando de ahí jajaja, porque inicias con una subida con muchas, muchas, muuuuuuchas escaleras, que no le veía fin, tantas, que la pirámide del Sol en Teotihuacán se queda corta, pues mide aproximadamente 63.4 metros de altura, mientras que aquí el punto más alto al que subes en Bugaksan esta a 342 metros de altitud.

Comencé con un paso normal para mi (sola generalmente camino rápido sin darme cuenta), pero conforme iba subiendo, tuve que ir disminuyendo la velocidad e iba tomando sentido todos los letreros que estaban ahi que decían “천천히” “Hacerlo despacio” jajajaja, hay tramos donde si o si me tenía que detener para tomar aire. Conforme vas subiendo, puedes admirar vistas hermosas si te gusta la naturaleza, pero debes tener cuidado al tomar fotografías pues hay ciertos tramos restringidos porque pasas literalmente por detrás de La Casa Azul (la casa presidencia), hay varios puestos militares y cámaras para evitar cualquier situación, pero esto no quita la belleza del lugar.

 

Recuerdo que iba detrás de una pareja joven de coreanos, había tramos donde ellos me pasaban y otros donde yo los dejaba atrás, pero finalmente llegamos hasta arriba al mismo tiempo. Leí que son aproximadamente entre 30 o 40 minutos de ascenso con puras escaleras, que en tramos son muy inclinadas que otros, pero yo creo que mientras no te vayas deteniendo en el camino haces ese tiempo, de lo contrario es mas jajaja Así que el llegar hasta la cima se siente tan bien, porque mientras subes se vuelve un reto personal el llegar y despues se convierte en una gran satisfacción cuando lo logras; además que es hermosa la panorámica de Seoul llegando arriba. Era inevitablemente el photo shoot estando ahí, la pareja me pidió tomarles una fotografía y luego ellos me tomaron una a mi.

Me senté un rato a tomar agua y a descansar para después continuar con el recorrido. Mis nuevos amigos muy amablemente me regalaron una mandarina y una bolsita con varios tipos de nueces que me supieron a ¡¡gloria!!, fueron súper lindos conmigo, estuve muy agradecida de encontrarlos.

Ellos continuaron y yo por las fotos se me fue el tiempo y nunca los alcance otra vez.

Después de mucho caminar llegue a Sukjeongmun, otras de las puertas de la fortaleza, desafortunadamente no la pude admirar en todo su esplendor porque estaba en mantenimiento, solo pensé en poder regresar algún día y apreciarla bien.

Este era casi el final de recorrido, solo fue cuestión de caminar un poco más para encontrar la otra oficina donde debías regresar al gafete. Me encantó conocer éste lugar e iba muy contenta y satisfecha por lograrlo, pero una vez que salí de la oficina no había una calle o carretera como por donde llegue, solo había bosque… estaba en medio de un bosque… vi muchas veces como lucia el inicio para poder llegar al lugar pero me olvidé de buscar las opciones de salir jajajaja

Seguí por el camino que había y la verdad no se me ocurrió preguntar en la oficina porque imagine que en algún momento llegaría a alguna salida y nada… y la aplicación que traía y el Google maps no me daba mi ubicación, pero mientras yo iba sacando fotografías.

De pronto encontraba gente que iba para arriba, pero nadie bajando, habían señalamientos con nombres de lugares pero daba lo mismo porque no sabía que había ahí… sólo iba cantando en mi cabeza: en un bosque de Corea, la mexicana se perdió 🤣🤣 jajaja hasta que de pronto me encontré un grupo de adultos mayores que perecían que ya iban de salida, ya que hay gente que suben grupo, comen y conviven arriba, así que decidí ir atrás de ellos. Llego un momento en que llegamos a un punto donde el camino de dividía en dos, era subir unas escaleras o continuar por un sendero, el grupo que iba siguiendo se fue hacia las escaleras, yo no sabia que hacer… no sabía donde estaba la salida, pero de pronto una de las señoras que iban en el grupo ne hizo señas con la mano para que los siguiera, yo creo que se dieron cuenta que estaba bien perdida 🤣🤣🤣

Los alcance y afortunadamente me adoptaron para dirigirme a la salida, me señalaban el camino a seguir. La señora que me hizo señas de seguirlos por las escaleras se me acercó para preguntarme en inglés de donde venia, estaban asombrados de que anduviera por allá pues ella les traducia en coreano. Después de un rato llagamos por fin a la salida, les agradecí mucho el que me ayudaran. Soy muy afortunada de encontrarme gente tan amable.

Pero mi excursión no acabo ahí, ya estaba en la calle pero no había una parada de bus cerca que me llevara al hotel, ni tampoco una estación de metro, asi que pues a seguir caminando, era emocionante ver esas callecitas qué solo ves por televisión, hice una video llamada con mis papás para vieran esos lugares. Incluso a pesar de llegar a una parada de bus preferí seguir caminando para conocer y sin darme cuenta fui a dar a un costado de Changdeokgung… cuando lo vi en el mapa dije: Wow!!! Si que camine mucho 😅, como 4 horas seguidas, pero fue increíble, estaba muy contenta. 

Regresé al hotel a comer, bañarme y descansar un rato.

Continuará…

 

 

 

One thought on “Excursión por Bugaksan

Responder a lino Cornejo Miranda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

"Hoontos" dando tour por Sinsa-dong Garosu-gil Road "신사동 가로수길"

lun Oct 4 , 2021
Haciendo amigos en Sinsa-dong Garosu-gil Road “신사동 가로수길” Relatos de una viajera… Para continuar con el siguiente relato debo ponerlos en contexto… como 3 meses […]
Scroll Up